1950: SILLAS EAMES DSW Y DAW

Dentro de los iconos del diseño de mitad de siglo, la serie “Molded Plastic Chair” del matrimonio Charles & Ray Eames es probablemente una de las más conocidas, replicadas e imitadas de la historia, llegando a conocerse popularmente como “Sillas Eames“.

Y es que, dado que por entonces la producción de modelos precedentes en metal resultaba demasiado costosa, los Eames idearon una adaptación “low cost” de estos modelos en fibra de vidrio, y como resultado del trabajo conjunto con Herman Miller nació la primera familia de sillas comerciales.

De hecho, la silla Eames Plastic Chair DSW, diseñada en1950 para el certamen de diseño Low Cost organizado por el Museo de Arte Moderno de Nueva York, acabó resultando ganadora del certamen, convirtiéndose en la primera silla de fabricación industrial en plástico.

Los distintos tipos de carcasa de asiento de la serie de sillas Eames Molded Plastic Chair (DSW o Dining height Side chair Wooden Base es la silla sin brazos y DAW o Dining heigh Armchair Wooden Base es la silla con brazos) ofrecían la opción de escoger entre una estructura de patas de madera, patas de acero pulido, armazón de alambre o armazón de aluminio con pie de cinco radios y una pieza central formada por cuatro travesaños. Además, existía una versión apilable y una mecedora.

Reconocidas por su revolucionario diseño (un asiento de carcasa única y patas inclinadas), tanto la DSW como la DAW de la serie se han mantenido como un icono del mobiliario del siglo XX a lo largo del tiempo, gracias a su perfecta combinación entre comodidad y diseño. Su forma curva y ergonómica se adapta totalmente al cuerpo humano y el conjunto de madera y alambre de la base aportan estabilidad a la silla y potencian su valor estético.

Como curiosidad, la silla DSW original estaba compuesta por una carcasa de asiento en fibra de vidrio sin acolchado y una base madera de arce hilada con traviesas de alambre cromado o negro. Se produjo en masa durante muchos años hasta que el público empezó a ser consciente de los riesgos medioambientales de la producción de fibra de vidrio. En 2004, la firma Herman Miller reintrodujo esta silla en polipropileno, material 100% reciclable, de tacto más suave y mayor durabilidad, que es la que se comercializa en la actualidad.